University of Puerto Rico Closes as Students Strike

The University of Puerto Rico, one of the largest universities in the Caribbean, closed Wednesday as hundreds of students clashed with security guards during a 48-hour strike to protest budget cuts and changes to the academic program at the University of Puerto Rico. The university’s Río Piedras campus, its largest, will remain closed indefinitely, interim Chancellor Ana Guadalupe announced. She said she made the decision after 19 guards were injured in the clash.

Guadalupe said the closure would delay the graduation scheduled for June 17, enrollment in August, and affect students who have been accepted to universities abroad. The strike comes three weeks before classes end. Students have sought to meet with university President José Ramón de la Torre to talk about budget cuts, course changes and a proposal to increase university fees.

The university has 11 campuses and more than 65,000 students.

Photo of the UPR tower by Imagonovus at http://www.flickr.com/photos/imagonovus/136663840/

One thought on “University of Puerto Rico Closes as Students Strike

  1. ¡No somos criminales, somos estudiantes! es la frase que coreaban los estudiantes ante el contingente de la Fuerza de Choque… ilustra claramente la disyuntiva que ante el Pueblo se plantea, en una isla donde la delincuencia asesina diariamente con un saldo de cientos de personas asesinadas anualmente, el Estado emplea la fuerza contra un sector de la juventud dedicados a estudiar porque se niegan a que los adminitradores hagan y deshagan de sus condiciones de estudio en la universidad de la cual sus padres y vecinos son los verdaderos titulares y propietarios, el dilema moral es espeluznante: castigar a buenos ciudadanos por hacer valer sus derechos civiles mientras cientos de maleantes andan impunes, las contradicciones casi inconcebibles de que hace menos de una semana miles de estudiantes universitarios se unieron a celebrar las justas con el menor de los problemas causando el asombro del Superintendente de la Policía que hoy mismo dirige personalmente las operaciones de campo emplazados contra esos mismos estudiantes universitarios que ha alabado como ciudadanos ejemplares, es totalmente increíble que ocurra tal desfase en solo unos dias y que esta crisis la haya ocasionado los administradores universitarios en su terca negatividad de abrirse a dialogar con los estudiantes… es igualmente de espantos que buenas familias unidas por amor y apoyo, que han inculcado en sus hijos el amor por la justicia y el estudio en una isla en la que la violencia familiar sacude frecuentemente nuestra sociedad, que hay miles de menores maltratados y mujeres victimizadas, que en esta isla de profundo malestar social se premie a las buenas familias con el castigo corporal de sus hijos e hijas, y castigo por preocuparse por sus derechos… la noticia de los sucesos en la Universidad de Puerto Rico llegan a todo el mundo y las reacciones de incredulidad no se hacen esperar: que van a enfrentar las fuerzas policiales sin que hubiese mediado un esfuerzo de negociaciones: hemos visto reacciones de los medios que compartimos: es un bochorno para el gobierno y un descrédito total para una universidad que se jacta de ser una de las mejores de Latinoamérica… concurrimos..

    El Paro es una realidad. Los estudiantes vaticinaron que su compromiso era férreo a la vez que se personaron a todas las oportunidades que se plantearon para abrir canales de conversaciones sin embargo a todas estas citas se tropezaron con suspensiones sin anunciar de dichas reuniones. La Junta de Síndicos y la Rectora hablaron de mantener la Universidad abierta a fuerza de la fuerza y fracasaron. Ha llegado el momento de empezar a dialogar, los estudiantes y el Pueblo espera por Uds. que dejen de lado su testarudez e intransigencia que bastante mal les ha servido a Uds., a la Universidad y da un mediocre ejemplo al Pueblo.

    El Presidente De la Torre repite su coro de querer dialogar pero en la realidad desde antes de inclusive la Asamblea de estudiantes, hace semanas, en todas los compromisos y oportunidades de hacer valer su supuesta actitud, se ha ausentado, en todas. Hoy ante la inevitabilidad, habla de sensatez cuando el que ha probado su insensatez en acciones y en la realidad de hechos ha sido el Presidente. Es insensato proclamar querer dialogar y luego faltar a las oportunidades de realizarlo.

    Es insensato a estas alturas que todas las instancias del poder administrativo de la UPR insistan en querer unilateralmente imponer su sistema de ajustes presupuestarios que afectan solo al estudiantado, los docentes y trabajadores, obviando sus sueldos y beneficios holgados e injustificados. Es insensato hablar de limitaciones presupuestarias y no implantar planes que recuperen cantidades exorbitantes que le adeudan a la Universidad empresas privadas e instrumentalidades del gobierno. Es inaceptable su mentalidad feudal de exprimir a los necesitados mientras nadan en el lujo y las extravagancias, y son abominables sus métodos neofascistas de querer administrar por la fuerza bruta.

    El Pueblo ha despertado a ver la realidad y su solidaridad es con los estudiantes, es un hecho masivo y contundente. A Uds. administradores les falta las razones justas y les sobra la intransigencia e imprudencia.

    El efecto de la masiva solidaridad sigue en aumento y crece vertiginosamente al igual que la justeza de los planteamientos verticales en torno al Paro, el llamado del Pueblo es que todos los concernidos aprovechen este espacio para recapitular sobre los frutos de intransigencia y la terquedad, para que mediten sobre lo falto de prudencia y razonabilidad del pensamiento retribucionista (la mentalidad autoritaria de administrar a la fuerza es un disparate en cualquier empresa, es doblemente disparate en una universidad que se supone sea definida como un centro de conocimientos e intercambios de ideas que la pretendan dirigir como si fuese un campamento militar o un campo de concentración).

    El Gobernador sabe que el Paro es una realidad ha hecho bien en adviertir que debe ser manejada sin actitudes violentas, ahora le toca exigir razonabilidad y prudencia a los administradores y síndicos, que impulse vigosamente abrir los canales de comunicaciones;

    El Superintendente ha moderado notablemente sus comentarios iniciales: “Sobre sus expresiones de que los estudiantes universitarios que convocaron un paro en la UPR son “unos revoltosos’’, dijo que admira a los jóvenes y “…hice esas expresiones por unos cuatro a cinco personas que no tienen nada que ver con el grupo estudiantil. Mis expresiones no fueron a los estudiantes.” (Primera hora). Al momento su palabra moderada es una realidad e igual debe desde sus responsabilidades de velar por los derechos civiles y el debido procedimiento insistir en las negociaciones como sistema de encarar las controversias.

    El Presidente De la Torre solo tiene que salirse de la sombra profunda del decir algo que no hace: para hablar solo hace falta con quien hablar y en esas conversaciones Ud. Sr. Presidente es quien ha faltado siempre, Ud. es el gran ausente. Aplique su propio consejo y sea sensato, el Pueblo no se traga las palabras huecas aunque las repita como el papagayo.

    El Paro es como dice un documento fundamental de la historia moderna:

    “…cuando un tren largo de abusos y de usurpaciones, persigue invariablemente el mismo objeto, mostando un diseño para reducir los derechos fundamentales a un despotismo absoluto, es correcto, es un deber, enfrentar tal gobierno, y proporcionar nuevas protecciones para la seguridad futura.

    La historia actual es una historia de lesiones y de usurpaciones repetidas, todas tienen el objeto directo del establecimiento de una tiranía absoluta.”
    (Declaración de la Independencia)

    Se pinta un espectacular cuadro de miles de estudiantes universitarios comprometidos con el Paro y sus demandas de dialogar sobre alternativas basadas en transparencia y criterios de equidad, la Hermandad de empleados de la UPR e importantes grupos de docentes igualmente comprometidos a al apoyo militante y una oleada de solidaridad que aumenta dramáticamente y compuesta, entre otros, de un grupo de padres, madres y familiares de los estudiantes decididos e integrados al proceso al igual que otros importantes sectores de ciudadanos comprometidos con la Universidad de Puerto Rico que es la Universidad de todo el pueblo.

    Los estudiantes universitarios estan hombro con hombro con miles de familiares, amigos, vecinos y ciudadanos que los apoyamos.

    Ante este movimiento, el Pueblo repite a coro: si el Pueblo exige democracia y cuentas claras, ¿quiénes son los verdaderos revoltosos que insisten en imponer sus decisiones sin correspondencia justa de lo que es el sentir mayoritario tanto de la comunidad universitaria como del Pueblo que es el dueño de la UPR?

    Tomado de
    http://ortizfeliciano.blogspot.com/2010/04/no-somos-criminales-somos-estudiantes.html

Leave a Reply to roberto ortiz feliciano Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s